A+ R A-

Comunicado de la AHI sobre la aprobación del nuevo Estatuto de Canarias

Con la aprobación del nuevo Estatuto de Canarias, en cuyo marco legal queda anclado el Régimen Económico Fiscal (REF), Canarias demuestra que es capaz de gestionar su propio futuro y ampliar su autogobierno.

Sin embargo, hay algunas sombras y amenazas. Canarias no puede construirse con dos velocidades: la de las islas capitalinas y la de las islas no capitalinas o mal llamadas islas menores.
Estamos escribiendo una nueva página en la historia de nuestra nacionalidad canaria, pero este no es el final del camino, sino el principio. Muchos son los retos a los que nos enfrentamos, pero ahora podemos hacerlo con mejores herramientas políticas y con mayor capacidad de decisión. Más autogobierno.

Se trata sin duda de un Estatuto que da unidad en materia territorial, con el ansiado reconocimiento de nuestras aguas territoriales. Somos ocho islas, Archipiélago Atlántico, isla y nacionalidad, como siempre hemos defendido, porque desde las realidades insulares se construye Canarias. Tenemos por fin un Estatuto que reconoce nuestra condición de región ultraperiférica (RUP) y de puente entre tres continentes.

Este Estatuto de Autonomía nos asegura gestión sobre nuestras costas, puertos y aeropuertos, transporte aéreo y telecomunicaciones, puntos fronterizos, así como sobre el abastecimiento de materias primas, esencial en territorios insulares, y nos hace más fuertes porque tras la consolidación del Régimen Económico y Fiscal limitamos nuestra dependencia de los caprichos de los diferentes Gobiernos del Estado para hacer valer nuestros derechos, cultura, peculiaridades e idiosincrasia propias.

Desde la AHI consideramos que, por un lado, se nos dota de derechos, reconociendo la doble insularidad, pero, por otro, entendemos que se viene a profundizar en un desequilibrio histórico que conllevará la construcción de una Canarias que avanzará a dos velocidades, rompiendo con la regla de la triple paridad y quebrando así la solidaridad que ha reinado en Canarias gracias a este sistema de representatividad electoral.

Nos quieren quitar la voz a los herreños y herreñas, enmudecer a los diputados y diputadas de las islas no capitalinas, utilizando un aumento del número de diputados, que podrá alcanzar los 75, uno más para Fuerteventura, y lista regional de nueve diputados.Más de lo mismo, es decir, más diputados para Tenerife y Gran Canaria. Un aumento totalmente innecesario e injustificado que la sociedad herreña y la de las islas no capitalinas, no entenderá ni compartirá, como lo sigue sin compartir la AHI, como ya lo ha manifestado en varias ocasiones. Es de lamentar que los representantes de otros partidos no piensen igual que nosotros, y que en el reparto no se garanticen los derechos de todas las Islas por igual, independientemente de la población.

Desde la AHI, consideramos que estamos asistiendo a la reapertura del pleito insular, en la que dos islas, las de siempre, decidirán el futuro de las seis restantes. Creemos firmemente que se debe avanzar en el fortalecimiento de la representación de las islas no capitalinas, alcanzando una cohesión social necesaria para la construcción de la Canarias del futuro.

Consideramos que se tienen que bajar los topes electorales. No se debe seguir enfrentando el concepto de “región” con el de “isla”, puesto que la región se construye desde las Islas o, al menos, con las islas.
Desde AHI nos negamos a la ruptura de la triple paridad, así lo acordó nuestra Asamblea General y lamentamos que el estatuto se haya diseñado desde Madrid porque entendemos que la configuración político administrativa de Canarias la deben decidir los canarios y las canarias en su Cámara regional, que tiene capacidad para ello. Es el Parlamento de Canarias el que tiene que dar su conformidad a la modificación.

Si bien la triple paridad es un sistema imperfecto, es el que ha garantizado a las Islas no capitalinas mantener una voz propia en el Parlamento de Canarias, sin que ello haya mermado jamás los intereses de las islas capitalinas, algo que no parece que vaya a suceder con esta propuesta: los tres diputados de El Hierro pierden del 5 al 4% su representatividad o proporcionalidad en el conjunto de la Cámara, y el PSOE, PP, Podemos y Ciudadanos están de acuerdo, permitiendo así egoístamente que El Hierro pierda representación. En consecuencia, desde la Agrupación Herreña Independiente nos negamos a la ruptura de la triple paridad.

Entendemos que la reforma incluida en el nuevo Estatuto no obedece a esos objetivos. No compartimos que se suba en diez el número de diputados en el Parlamento de Canarias porque no es socialmente aceptable y porque es, a todas luces, injusto para las demás islas. Cambiemos esta inercia, para que Canarias se construya desde todas las Islas a un mismo tiempo, con justicia, igualdad y equilibrio. Todos los canarios tenemos los mismos derechos, independientemente de la isla en la que residan. Una única nacionalidad cogobernada solidariamente por ocho islas.


En Valverde, El Hierro, a 29 de octubre de 2018.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

                                                                                        Publicidad    

                            

                                       PUBLICIDAD

                        

PUBLICIDAD

 

NO AL PARQUE NACIONAL MARINO

@hierrobimbache