A+ R A-

AHI: 40 años de vida

Comienza el año 1979, con una noticia publicada el día 3 de enero por el corresponsal del periódico El Dia, Don José Padron Machín, titulada “Adelantan las obras del refugio pesquero de La Restinga”.

En ese mismo mes el B.O.E. nº 24 de 27 de enero, publica el Real Decreto 117/1979 de 26 de enero, de convocatoria de Elecciones Locales, de acuerdo con la Ley 38/1978 de julio del 78.

Por primera vez, después de mas de cuarenta años, se celebrarían elecciones democráticas a las corporaciones locales en toda España, el 3 de abril de 1979.

Con los antecedentes de elecciones generales celebradas en 1977 y 1978, y ante esta nueva convocatoria de elecciones locales, (en Canarias, a Cabildos y Ayuntamientos), el viernes 29 de enero, Tomás Padrón  Hernández, se pone en contacto telefónico con Juan Carmelo Padrón Morales, maestro de enseñanza primaria en Frontera, y le comenta la conveniencia de participar en la vida política de la isla, ya que ambos son personas con inquietudes, que quieren seguir trabajando en la misma, que quieren su progreso, y que desean aportar su granito de arena.

El sábado 30 de enero, se reúnen en “Casa Sixto”( bar del pueblo de San Andrés), Tomás, Carmelo y Sotero León, también maestro de enseñanza primaria. Se analiza y se discute la posibilidad de participar en las próximas elecciones locales, y se toma la decisión de presentarnos solamente al Cabildo Insular, buscar entre los tres, once personas que vivieran y trabajasen en la isla y que fuesen de pueblos diferentes. Se confecciona una lista provisional de posibles participantes, acordándose también buscar asesoramiento jurídico.

En la primera semana de febrero, y después de diferentes contactos personales, se logra conformar un equipo de once personas, que se reúnen todos en “Casa Sixto”, (centro de operaciones), en San Andrés, de forma sigilosa y con temor, como si aquel encuentro fuese algo prohibido. Don José Padron Machín titula ese día en su crónica diaria en El Dia: “Visitó la isla el jefe del Tercio de la Guardia Civil”.

En aquella reunión se encontraban:

-Tomás Padrón, ingeniero técnico y delegado de UNELCO
-Juan Carmelo Padrón, maestro y director del colegio Frontera
-Sebastián Cabrera, maestro y director del colegio de Valverde
-Juan Manuel Armas, barman
-Sotero León, maestro en el colegio de Frontera
-Juan Miguel Ayala, administrativo del aeropuerto
-Sergio Casañas, maestro en el colegio de El Pinar
-Marcelino Padrón, agricultor
-Maximiliano Cejas, empleado de banca
-Pablo Álvarez, pescador
-Eladio Mérida, ganadero

Once herreños llenos de ilusión, sin pertenencia a partidos políticos, adquieren el compromiso el 6 de febrero de 1979, de formar una agrupación electoral, y presentar candidatura al Cabildo Insular de El Hierro, haciendo su aparición en el escenario político insular. Nacía, la Agrupación Herreña Independiente (AHÍ).

Se han de presentar candidaturas antes del 16 de febrero, que al no ser la AHÍ un partido político registrado, ha de hacerlo a través de 500 electores como mínimo, con su firma ante el juzgado de Valverde. A la llamada se acude masivamente al juzgado a avalar y confiar en aquel grupo de amigos que se llamaba Agrupación Herreña Independiente. Algo desconocido en la política herreña, y que no sonaba muy bien, sobre todo por lo de independiente.

Los escasos o nulos fondos con que se cuenta hacen que no exista programa político ni propaganda impresa, solo un cartel en blanco y negro con las fotos de los candidatos, y un mensaje-carta de Tomás Padrón.

Nacimos con la ilusión y el empeño de trabajar por nuestra isla, aportando nuestro mejor saber para sacarla de la marginación y olvido histórico a que estaba sometida. Partimos desde nuestra candidatura, avalada directamente por decenas de herreños, con las ganas de participar y aportar dedicación y trabajo ante las graves carencias que existían en infraestructuras y servicios.

Nuestra campaña política en los mítines, son un verdadero martirio para estas personas sacadas desde la base, y totalmente novatos en la política. Dentro del normal nerviosismo, se explica, se lee y se vuelve a explicar la aparición de esta nueva alternativa electoral en la isla.

La gran sorpresa para los once primeros componentes de AHÍ, surge la noche del 3 de abril, cuando los herreños depositan por mayoría su confianza en nosotros, y nos cargan la responsabilidad de administrar el gobierno de la isla, el Cabildo Insular.

Largo y difícil ha sido el camino durante muchos años, para una organización insular, con vocación clara y contundente de mejorar las condiciones de su tierra, y de construir Canarias desde cada isla, en igualdad de condiciones.
Hoy 40 años mas tarde, la voluntad de servicio a la gente, la sencillez y humildad de sus dirigentes, la claridad y contundencia en defender los intereses de la isla, deben seguir siendo nuestra guía.
Como miembro fundador con diez compañeros más, y primer presidente de AHÍ, hago mío y trasmito la “Ponencia e ideario político de AHÍ”, aprobado en Asamblea el 29 de abril de 2016, donde se acuerda seguir manteniendo vivos nuestros valores fundamentales y el “espíritu fundacional de San Andrés”.

Tomas Padron
Miembro fundador, y primer presidente de AHI

PONENCIA

MODELO E IDEARIO POLÍTICO DE LA AGRUPACIÓN HERREÑA INDEPENDIENTE

Aprobada en Asamblea General el 29-04-2016


1.- Introducción

La presente comunicación tiene por objeto someter al análisis y debate de los miembros de la Agrupación Herreña Independiente y los órganos que proceda aquéllas cuestiones que tienen que ver con el objeto y razón de ser de este partido. Se realiza un recorrido por las razones que llevaron a su fundación en 1979, el sistema asambleario que nos identifica como agrupación, la vida orgánica del partido, los valores de nuestros militantes y candidatos y cómo hemos de ejercer el gobierno por encargo de nuestros electores. Se trata de analizar la vigencia del proyecto de AHÍ y el futuro que nos aguarda y cómo hemos de relacionarnos con otras formaciones políticas tanto en el ámbito institucional como con el objetivo de ejercer la mejor acción de gobierno posible. Igualmente se aborda el papel que ha de jugar nuestro partido ante los retos que nos acechan, tales como el cuestionamiento de la representatividad insular en favor de la población y la reforma del estatuto de autonomía de Canarias. Finalmente se apuntan algunas cuestiones que consideramos importantes para redefinir nuestra relación con otras formaciones nacionalistas en Canarias.

2.- El Partido

AHI nació para mejorar la calidad de vida y el bienestar de los herreños, defender sus intereses en los Ayuntamientos, el Cabildo, el Parlamento y el Senado; tomando decisiones independientes, con voz propia que exija igualdad de condiciones de vida que los canarios de las islas capitalinas y el resto de los españoles. Respetamos nuestro territorio, nuestra cultura y nuestras tradiciones.


2.1.- Definición: agrupación, herreña e independiente

Como partido político, AHÍ obedece a la naturaleza de su denominación, esto es: Agrupación, entendido como la unión de personas movidas por la defensa de ideales comunes. Herreña, que centra su actividad en la isla de El Hierro o allá donde convivan ciudadanos originarios o vinculados a nuestra isla y manifiesten su deseo de defenderla. Independiente, entendido en el concepto amplio de regirse por las decisiones internas de sus afiliados, simpatizantes y órganos de dirección propios, alejadas de imposiciones de otras fuerzas de ámbito insular, regional o nacional. La AHÍ, como partido político capaz de desarrollar su propio programa electoral, es una entidad de interés público para la defensa y el desarrollo insular que  tiene como misión mejorar la calidad de vida de los habitantes de El Hierro y de los herreños en el exterior, respetando nuestra idiosincrasia, nuestra cultura y nuestro territorio y tratando de promover las medidas que compensen las dificultades y carencias que posee un territorio aislado y alejado donde vivimos.

2.2.- Ámbito geográfico de actuación

La isla de El Hierro es el ámbito de la AHI. En sus pueblos y municipios. También dentro y fuera de Canarias donde los herreños demanden nuestra colaboración y participación. En lo institucional, AHI se propone llevar a los tres ayuntamientos de la isla (Valverde, Frontera y El Pinar), al Cabildo Insular, al Parlamento de Canarias, al Congreso y al Senado, tantos representantes como le otorgue la voluntad expresada en las urnas por los herreños para defender sus intereses y colaborar así en la gobernanza de las instituciones públicas. Es por ello que AHI tendrá ámbito de actuación en las instituciones a las que concurra electoralmente.

2.3.- La razón de ser de AHI

La razón de ser de AHI es ejercer como instrumento de participación para la defensa de la isla de El Hierro y del bienestar de los herreños con respeto a nuestra identidad, nuestras tradiciones y nuestras costumbres. Son idénticas razones que las que motivaron el nacimiento del partido. Ahora, como antes, la “no rentabilidad” no puede ser excusa para que los herreños no accedan a los servicios básicos en igualdad de condiciones que el resto de los canarios o de los españoles. Por ello debemos mantener para nuestra defensa una voz fuerte con carácter propio.
Pretendemos lograr las máximas cotas de progreso de los ciudadanos de nuestra isla respetando nuestro territorio privilegiado y propiciando las mejores oportunidades de desarrollo, concebido como equilibrado y sostenible. Procuraremos la creación de riqueza mediante el desarrollo de actividades económicas que propicien una sociedad libre, justa, solidaria, responsable y desarrollada.

2.4.- Historia.

AHÍ ha contribuido notablemente desde 1979 al desarrollo de El Hierro y está llamada a seguir haciéndolo en el futuro gracias al mayoritario apoyo de los herreños. Nuestros representantes han de mantener vivos los valores que dieron origen al partido y, de la mano de los ciudadanos, seguir siendo “el partido de nuestra tierra”.


No se concibe la moderna historia de El Hierro sin la presencia de la AHÍ. Ha sido notable su contribución para que nuestra gente pasara de una situación de vida precaria y sin futuro al nivel de desarrollo del que hoy disfruta la isla. La dotación de infraestructuras básicas en vías, sanidad, educación, atención social y desarrollo económico a través de sus sectores más representativos es hoy una evidencia. Precisamente por el aval que nos otorga como partido haber participado en la toma de las grandes decisiones del desarrollo de El Hierro en los últimos 35 años, nuestra presencia a partir de ahora se hace igual o incluso más importante. Nuestra experiencia, nuestra independencia y unidad, nuestra capacidad de gestión y nuestra visión integral de los problemas y necesidades de El Hierro nos obliga a esforzarnos y dotarnos de los mejores cuadros humanos para afrontar decisiones igualmente trascendentales que las que han tomado nuestros compañeros en estas tres largas décadas al frente de los Ayuntamientos, en el Cabildo, en el Parlamento de Canarias o en el Senado.

El futuro de AHI depende también de sus afiliados, simpatizantes y cargos públicos, ya que son éstos los que ponen cara a nuestro partido. De su hacer, conductas y comportamientos públicos dependerá nuestra credibilidad como partido. Hemos de ser capaces de caminar de la mano con los ciudadanos, comprometidos con ellos porque han de vernos como el “partido de nuestra tierra” capaces de responder a la confianza depositada en este partido por sus afiliados y simpatizantes.
Ahora que se cuestiona la representatividad de las minorías en las instituciones como el Parlamento de Canarias hemos de tener, si cabe, mayor protagonismo, alzar la voz y defender como hemos hecho siempre la obligada presencia de nuestra isla en la toma de decisiones en el ámbito regional. Si no lo hace un partido con la idea clara de isla como el nuestro, los de ámbito estatal no lo harán y dejarán a nuestros ciudadanos a merced de los más numerosos, los más poderosos y los centralistas. Eso nos llevaría al retroceso histórico, a la miseria y a la nueva oleada de emigración y abandono de nuestra isla.

 3.- La Organización de AHI

3.1.- El sistema asambleario.

El artículo 5 de los Estatutos de la AHÍ definen a la Asamblea General como el órgano supremo de nuestro partido. Resulta destacable que sea nuestra formación una de las pocas con presencia en Canarias que adoptan esta fórmula de toma de decisiones que considera como la más representativa, abierta y democrática. Entendemos que hemos de mantener la Asamblea como el órgano supremo de toma de decisiones dentro de AHÍ.

No obstante, hemos de reflexionar sobre la decadencia a la que ha ido evolucionando esta fórmula en los últimos años de la vida de nuestro partido. El número de asambleas convocadas viene siendo escaso y el contenido y la capacidad decisión de las mismas se ha visto diluido por otros órganos de dirección del partido más activos y ágiles en su funcionamiento. La ratificación de los candidatos a encabezar listas electorales o el nombramiento de los cargos unipersonales del partido no resultan, por si mismas, decisiones lo suficientemente motivadoras como para mantener vivo el espíritu participativo de los militantes y simpatizantes de la AHÍ.

Proponemos que la Asamblea se convierta en la confluencia del foro de debate entre los militantes y simpatizantes de los problemas, propuestas y soluciones a los grandes problemas de El Hierro planteados y debatidos previamente en los comités locales del partido. Incluso que la Asamblea sea el órgano decisorio de la fijación de postura de la AHÍ ante asuntos importantes que preocupan a Canarias o España.
AHÍ debe hacer bandera de su sistema de toma de decisiones que le es propio desde su fundación en 1979; especialmente ahora que otras fuerzas políticas emergentes o partidos históricos estatales  pretenden arrogarse niveles de participación ciudadana que nuestro partido tiene asumido desde su origen.

AHÍ ha de potenciar el sistema asambleario que le dio origen. La Asamblea debe ser el órgano de confluencia de las decisiones más importantes de AHÍ previamente debatidas abiertamente en los comités locales.


Proponemos la celebración de asambleas de la AHÍ con carácter informativo y periodicidad trimestral y cuántas con carácter extraordinario establezcan los estatutos. Que entre los puntos del orden del día de la misma figure, de manera obligatoria, un informe trimestral de las actuaciones del partido y la toma en consideración y posicionamiento de al menos un tema relevante para el progreso de El Hierro y los herreños.

3.2.- La implantación territorial: los comités locales.

La reactivación de los militantes y simpatizantes de AHÍ ha de partir de unos comités locales más numerosos, más abiertos, más activos y más comprometidos. Sus miembros se propondrán participar en la vida social de la zona y serán determinantes en la toma de decisiones del Consejo Político y la Asamblea.


Los estatutos definen al comité local como “el órgano básico de la organización de la Agrupación” y así ha de seguir siendo. Apostamos por unos comités locales como el primer punto de encuentro de los afiliados y simpatizantes de AHÍ donde se analicen las inquietudes, los problemas y soluciones de la zona y de la isla de manera regular y permanente. Los comités han de ser más localizados, activos, dinámicos, receptivos y proactivos. Serán quienes tomen el pulso social del pueblo. Allí ha de analizarse las iniciativas y propuestas que los cargos públicos trasladen y defiendan en los respectivos ayuntamientos y cabildo. Sus miembros, tanto los afiliados como la dirección del comité, activarán la militancia social con su presencia en colectivos, asociaciones e integrarán parte, en lo posible de forma activa, de la vida social del pueblo y del municipio.

Con una presencia social activa de los afiliados y simpatizantes de AHÍ lograremos más y mejor implantación de la agrupación en la sociedad herreña, nos nutriremos de ella y acertaremos más y mejor en la toma de decisiones para solucionar los problemas de los vecinos.

3.3.- La vida orgánica del partido

La pertenencia a la AHÍ, como a cualquier otro partido político, es voluntaria pero entraña para los afiliados y cargos públicos los deberes propios de un colectivo que aspira a ser representativo dentro de la sociedad y con objetivos ciertos de ejercer el gobierno en las instituciones públicas. Es por ello que la participación en la vida orgánica del partido ha de concebirse como un derecho pero también como un deber.
AHÍ ha de articular adecuadamente la relación de sus afiliados en torno a los comités locales, la relación de éstos con los órganos de dirección (tal como el consejo político) y los cargos unipersonales de dirección que los estatutos determinan: presidencia, vicepresidencia, secretaría  administrativa, vicesecretaría administrativa y secretaría económica.

Consideramos que para que exista una fructífera participación de las bases en la vida del partido y ésta se fortalezca, ha de respetarse por todos los derechos de los afiliados recogidos en los estatutos. Separar adecuadamente las funciones entre militantes y simpatizantes, cargos orgánicos del partido y cargos públicos ha de ser una máxima dentro de la vida orgánica de la AHÍ. Los cargos orgánicos, ya sean los que a nivel individual pertenecen a órganos colegiados, como los de carácter unipersonal, son los representantes del partido y también sus rectores. Los cargos públicos ostentan, a propuesta de AHÍ, la representatividad de los ciudadanos para que ejerciten la acción de gobierno o de oposición conforme al programa electoral del partido por el que fueron elegidos o designados. Ha de lograrse, con el esfuerzo de todos, sintonía entre afiliados y cargos públicos de manera permanente y no solo en épocas de movilización preelectoral o en la celebración de los éxitos de nuestra formación.

Nuestra pertenencia a AHÍ ha de ser un motivo de orgullo. Todos tenemos el derecho y el deber de participar en la vida interna del partido.  Afiliados, cargos orgánicos y cargos públicos han de esforzarse  por trabajar en la misma dirección con el objetivo de servir a El Hierro y los herreños por encima de cualquier otro interés particular o colectivo.


Comunicar internamente a todos los afiliados el resultado de los debates y decisiones que se alcancen y hacer partícipes a éstos de los planes y objetivos de la acción de gobierno en las instituciones reforzará el compromiso de las bases y la propia razón de ser de nuestro partido.
Ha de lograrse, con el esfuerzo de todos, sintonía entre afiliados y cargos públicos para que los logros de la acción de gobierno, y también los errores cometidos,  sea cosa de todos y no solo de quien ejerce la acción de gobierno de manera temporal.
Hemos de desarrollar una estrategia de comunicación interna y externa utilizando eficazmente las oportunidades que nos deparan las redes sociales pero también ejercitar la presencia física en cuantos actos sociales y actividades se organicen en nuestro entorno.

3.4.- La importancia de las bases y la juventud

Para AHÍ los jóvenes han de ser el objetivo prioritario del partido. Son ellos los encargados de asumir el relevo tanto en ideas como en decisiones en el partido y en las instituciones.


Para AHÍ el trabajo y la participación de las bases, entendido como el que realizan militantes y simpatizantes de a pie, y la atracción de los jóvenes hacia el partido resultan determinantes. La protección y hasta el mimo para con las bases y los jóvenes por parte de los cargos públicos y orgánicos ha de ser una obligación.
Sin participación y trabajo en la calle con la gente de nuestros pueblos y nuestra isla no habrá respaldo electoral y sin el dinamismo y evolución que aportan los jóvenes a la vida orgánica y a la acción de gobierno no se produciría regeneración de ideas y de ilusión dentro de nuestra organización.
Hemos de proponernos cuidar y proteger a las bases y atraer y empujar a los jóvenes para que se impliquen en la vida pública y asuman cuanto antes la toma de decisiones que nuestros ciudadanos necesitan. Eso desde la participación social y política, pero sobre todo desde la acción de gobierno en las instituciones.

3.5.- Sistema de elección de candidatos

Los estatutos de AHÍ han de recoger un sistema transparente, participativo y democrático de elección de candidatos tanto a los órganos de dirección del partido como a las elecciones que concurra. Todos los afiliados son electores y elegibles y la Asamblea el órgano superior de la decisión del partido.


Los candidatos que concurren a cada una de las citas electorales representan a la integridad de los militantes y simpatizantes de AHÍ. Es por ello que es preciso que el partido se dote de un mecanismo transparente, participativo y democrático para garantizar lo que al respecto recogen nuestros estatutos: todos los militantes de AHÍ son electores y elegibles y además ejercer libremente su opinión dentro de los órganos del partido al que pertenezcan.
A modo de ejemplo para el órgano primario del partido, el comité local; proponemos un sistema participativo de elección directa en el cual los militantes puedan elegir a su presidente y éste conformar posteriormente su equipo de trabajo.
En lo que se refiere a la elección de candidatos a Ayuntamientos, Cabildo, Parlamento y  Senado ha de garantizarse también el proceso participativo de los afiliados mediante primarias u otro sistema que se determine. Para ello el partido ha de desarrollar un reglamento de elección de candidatos aprobado por todos sus órganos y por la propia asamblea.

3.6.- Relación entre cargos públicos y afiliados

Los cargos públicos de AHÍ desempeñan su labor con el aval otorgado temporalmente por los militantes y ciudadanos. Se requiere un esfuerzo mutuo de respeto a las funciones que se otorga a cada uno; en especial hacia los afiliados y simpatizantes y entre los cargos públicos entre sí.

 Existe la percepción en algunos miembros del partido de que no existe una sintonía suficientemente fluida entre militantes, cargos públicos y cargos orgánicos.

Hemos de tener en cuenta que, como quedó dicho al principio, existen dos niveles diferentes de responsabilidad política: la que se deriva de la pertenencia al propio partido –ocupando o no cargo orgánico- y la derivada del ejercicio de la acción de gobierno –ocupando o no cargo orgánico dentro del partido-. En todos los casos resultan inadmisibles conductas irrespetuosas en el ejercicio de ambas responsabilidades. Los afiliados han de entender que la acción de gobierno implica hacerlo para todos los ciudadanos y no para defender posturas individuales. Por su parte, los cargos públicos, han de tener siempre muy presente que desempeñan esa responsabilidad por el aval otorgado temporalmente por el partido (afiliados incluidos) y por los ciudadanos; y ello requiere un esfuerzo extraordinario
Proponemos se desarrolle un reglamento ético que garantice la adecuada relación dentro de la organización y que se incluya este asunto dentro de las competencias de un comité de ética y control del partido que además de realizar un seguimiento del cumplimiento de las decisiones del partido en el ámbito institucional y de acción de gobierno, vele por corregir las actitudes de los cargos públicos que se aparten del buen gobierno y ética y no mantengan la relación adecuada para con los afiliados del partido.

3.7.- La toma de decisiones

AHÍ, al aprobar sus estatutos, se ha dotado de los órganos personales y colegiados que han de garantizar el buen gobierno del partido. La orientación de la política del partido ha de estar alineada con los propios estatutos y las decisiones que puntualmente se acuerden respecto al devenir de las necesidades de la ciudadanía herreña. En este sentido se propone la dinamización de los comités locales del partido como catalizadores de las necesidades de los ciudadanos en el ámbito de su competencia. Además, su presencia y capacidad para impulsar decisiones en el Consejo Político de la Agrupación ha de potenciarse. De igual modo, la asamblea general de la AHÍ ha de participar en la toma de los acuerdos importantes del partido.

Los estatutos de AHÍ y los órganos de dirección del partido delimitarán la acción de gobierno y de oposición en las instituciones, respetando en todo momento el ideario y el programa electoral.


En el ámbito institucional, los grupos políticos conformados por los cargos públicos de AHÍ han de afanarse en dar cumplimiento al espíritu de la acción de gobierno que propugna la Agrupación recogido en sus estatutos, y más aún en el desarrollo del programa electoral con el que nos presentamos a las elecciones. El seguimiento de la acción de gobierno corresponde a los órganos del partido y será éste quien dirima el sentido de la acción de gobierno en aquéllos asuntos no contemplados en el programa de gobierno o, aun estándolos, podrían suscitar divergencias entre la sociedad herreña o puedan chocar contra el ideario del partido.

4.- La acción de gobierno de AHÍ

Los hombres y mujeres de AHÍ desarrollarán su responsabilidad con honradez, con honestidad, siendo conocedores de los problemas de la gente a que servimos. Hemos de diferenciarnos del resto de los candidatos por la humildad, proximidad y colaboración con nuestros vecinos y ciudadanos.


4.1.- Cualidades diferenciales de nuestros cargos públicos
 
Desde sus fundación, AHÍ ha hecho gala de elegir para que desarrollen sus labores públicas hombres y mujeres honestas, sencillas, conocedoras de los problemas de cada uno de los pueblos y dispuestas a luchar por nuestra isla por encima de todo. Hemos de seguir diferenciándonos del resto de los candidatos y cargos públicos por nuestra sencillez, proximidad a nuestros vecinos y participar de sus necesidades; por estar dispuestos a trabajar cuanto sea preciso por nuestra gente, siendo humildes y respetuosos con todos los ciudadanos por igual: con los que sabemos nos otorgan su confianza y con los que no. Hemos de diferenciarnos por ser los mejores conocedores de las tradiciones que nos han legado nuestros antepasados, respetarlas y defenderlas. Los hombres y mujeres de AHI venimos de la tierra y hemos de sentirnos orgullosos de defender nuestra tierra, El Hierro, y sus habitantes, los herreños; sintiéndonos también orgullosos de nuestra pertenencia al pueblo canario conformado por ocho islas marcadas por  sus propias características pero unidas por la pertenencia a una cultura y patria comunes: Canarias.

4.2.- El ejercicio del gobierno
 
En sintonía con nuestros antecesores y con la nobleza del pueblo herreño hemos de gobernar con humildad, buscando el entendimiento y la mejor solución para la mayoría. Igualmente con firmeza, defendiendo lo que consideramos más justo para todos y en sintonía con el ideario de nuestro partido y el programa electoral con el que nos presentamos a cada una de las citas electorales. Ante todo seremos honestos y rigurosos en la administración de los recursos públicos. En el ejercicio de gobierno hemos de mantener la sintonía con el partido, sus ideales y principios que lo han mantenido vigente durante tanto tiempo.

 4.3.- El papel del partido en la acción de gobierno

La relación del partido en la acción de gobierno de las instituciones en las que AHI esté representando ha quedado desarrollado en el capítulo III en cuanto a la relación entre afiliados y cargos públicos y la toma de decisiones. En todo caso, es el partido a través de sus órganos unipersonales y colegiados los responsables últimos de una correcta acción de gobierno; siendo los competentes –con los límites que marcan los estatutos- en ratificar o corregir las actuaciones de los cargos públicos del partido.

5.- AHI y su relación con otros partidos políticos

AHI ha de seguir siendo un partido de isla, abierto y respetuoso con la ideología de sus militantes y simpatizantes; dispuesto a llegar a acuerdos por el bien de El Hierro, respetuoso con las instituciones y con la voluntad mayoritaria de los electores. Trataremos siempre de ejercer el gobierno como el medio más efectivo de defender nuestro ideario.



5.1.- Las relaciones entre partidos en el ámbito insular

Desde su fundación, AHI siempre ha sido el rival a batir por todos los partidos políticos de implantación insular, de manera especial por los de corte estatalista o centralista. El devenir de los tiempos ha ido determinado la necesidad de entendimientos entre partidos para configurar mayorías estables para ejercer el gobierno en los ayuntamientos, cabildos y gobierno regional. Nuestro partido es el reflejo de la sociedad herreña: abierta y respetuosa. Hemos de practicar la autocrítica para rectificar y mejorar. No calificamos a nuestros militantes por sus pensamientos sino por tener una causa común: la defensa de El Hierro por encima de todo.

5.2.- Las relaciones interinstitucionales
 
Nuestros representantes ejercerán una relación respetuosa y responsable para con su institución y procurarán la mejor relación posible entre los ayuntamientos insulares, el cabildo y gobierno regional. Hemos de ser conscientes que las instituciones están por encima de cualquier cargo público, cuyo ejercicio siempre será temporal. Las instituciones pervivirán en el tiempo y otros partidos y representantes de los ciudadanos tomarán las decisiones que en cada tiempo vaya correspondiendo.
 
5.3.- Pactar para ejercer el gobierno: exigencias y compromisos

Como queda recogido en nuestros estatutos, AHI es una organización política nacionalista, democrática, progresista y social. Nuestros militantes podrán profesar cualquier tipo de ideología siempre que respeten estas premisas. Por tanto,  hemos de estar abiertos a los acuerdos con otras formaciones que mejor se acomoden a los intereses de nuestro partido; sin excluir a nadie ni casarnos con ninguna formación. Respetaremos y haremos respetar la voluntad mayoritaria de los electores y ofreceremos nuestro apoyo por el bien del municipio y de la isla cuando nuestra participación, en caso de no haber sido la opción más votada, pueda contribuir a mejorar la vida de nuestros vecinos y ciudadanos.

Hemos de afrontar los pactos, cuando sea necesario, con planificación y flexibilidad en busca del acuerdo pero con responsabilidad una vez alcanzado. Por el bien de los ciudadanos y de la institución hemos de cumplir nuestros compromisos igual que exigir a nuestros compañeros de gobierno idénticas dosis de responsabilidad.

Serán los órganos de dirección de AHÍ quienes determinen la política de acuerdos con otras fuerzas políticas para ejercer el gobierno de las instituciones.


Serán los órganos internos del partido quienes fijen la política de pactos y los instrumentos para desarrollar su seguimiento y revisión de los acuerdos.

6.- AHI ante la confluencia nacionalista

AHI ratifica su vocación nacionalista que entiende la isla como configuración primaria de la identidad canaria. Defiende a los cabildos como auténticos órganos de gobierno insular. Apostamos por alcanzar acuerdos preferentemente con otras formaciones nacionalistas dispuestas a respetar la confluencia de una Canarias fuerte y solidaria partiendo desde cada una de las islas. AHÍ propugna el respeto a las diferencias interinsulares y la solidaridad entre las ocho islas del archipiélago canario.


6.1.- Prioridades y limitaciones ante posibles alianzas

Los estatutos de AHI marcan la identidad de nuestro partido. Somos nacionalistas, demócratas y sociales. Quizás la primera de las cualidades, la nacionalista, es la que más nos asemeje con otras formaciones de las islas; la mayoría de las cuales han ido perdiendo la visión que confiere el nacimiento en una isla determinada y la prioridad de su defensa en el ámbito regional. En todo caso, AHI se declara como un partido con identidad propia y por tanto ejercerá o no su capacidad de aliarse con otras formaciones de corte nacionalista en función de sus propios intereses. Por nuestro origen, descartamos confluencias con partidos centralistas que no antepongan solucionar los problemas de la isla a sus intereses nacionales.

Ante una posible confluencia de todas las fuerzas nacionalistas canarias, AHI mantendrá un papel activo y sólo pondrá como condición la construcción de Canarias desde la isla a la región y el respeto a la diversidad autonomía de cada isla para gobernarse de la manera que decida defendido el papel relevante de los cabildos como auténticas instituciones de gobierno insular.

6.2.- Análisis del acuerdo actual con Coalición Canaria

De la lectura del acuerdo de integración de AHI en Coalición Canaria de fecha 2 de mayo de 2002 se desprende un claro incumplimiento del mismo. El más relevante es el recogido en la exposición de motivos por el que “Coalición Canaria se encuentra en un proceso de transformación hacia un modelo de organización basada en la isla desde la que se construye la región….y que la misma se configurará como una federación de partidos”. Es por ello que la primera medida a emprender pasa por la revisión de este acuerdo,  analizar el alcance de los compromisos de él derivados y los aspectos desfavorables y positivos que se han producido para AHI en todo este tiempo.

Realizado este análisis, habrá que cuestionarse el papel futuro de AHÍ como posible integrante de una confluencia nacionalista parcial o si, por el contrario, se descarta el actual status para intentar lograr  la deseable confluencia nacionalista en Canarias.

La visualización del acuerdo de AHI con Coalición Canaria se produce, exclusivamente, en los  ámbitos legislativo (prestándonos mutuo apoyo en el parlamento) y ejecutivo (teniendo presencia en el Gobierno de Canarias). Si se considera que ese, y no otro, es el objeto de la confluencia con el mayor partido unitario nacionalista canario, la relación de nuestro partido se podría establecer estrictamente en acuerdos de legislatura con negociaciones puntuales con Coalición Canaria pero que no excluiría cualquier otro compromiso que Coalición pudiera alcanzar con otras fuerzas.

En lo ideológico AHI debe seguir estando alineada con los partidos nacionalistas canarios, pero también ha de confluir en acuerdos con cualquier otra fuerza que se identifique con nuestra visión de El Hierro y de Canarias; en especial en el modelo de construcción de nuestra autonomía o el papel que en este marco han de jugar los cabildos insulares como entes de gobierno de cada una de las islas, con autonomía competencial y económica suficiente para su ejercicio.
Proponemos, por tanto, dejar sin efecto el acuerdo de integración vigente con Coalición Canaria y negociar, en su caso, nuevas condiciones de entendimiento y colaboración.

AHI debe seguir estando alineada con los partidos nacionalistas canarios pero defendiendo nuestra propia visión de la construcción de la autonomía canaria. Proponemos dejar sin efecto el acuerdo de integración vigente con Coalición Canaria y negociar, en su caso, nuevas condiciones de entendimiento y colaboración.

                                                                                        Publicidad    

PUBLICIDAD

                                   PUBLICIDAD

                                  PUBLICIDAD

 

 

@hierrobimbache