A+ R A-

Ruben Armiche numero dos al Cabildo de El Hierro por el PP repasa su perfil

Hablar de Rubén Armiche es hablar de superación, inquietud y ganas de innovar en todo momento. Con cuarenta y cinco años la trayectoria este artista de padres herreños, madre de El Mocanal y padre de Valverde, es extensa y diversas en multitud de áreas: enseñanza, ilustrador de libros, pintor, escultor, animador de cine, guionista…etc

La impronta de este autor ha quedado plasmada en la isla de El Hierro con esculturas que homenajean a La Bajada, a los carneros de La Frontera, al Ayuntamiento de El Pinar y otros proyectos particulares y realizados con los vecinos como es el Neptuno del Pozo de Las Calcosas. También en multitud de trabajos para divulgar y enaltecer la cultura herreña. El cómic de La Bajada, El cómic de El Garoé, El juego de La Bajada, documental “El Silbo que no murió”. Además de realizar pintura mural: para la Iglesia de La Concepción tríptico “Origen de devoción” y Bautisterio, murales exteriores e interiores de El Casino de Valverde y también los techos del salón de plenos del Ayuntamiento de Valverde.

Ha desarrollado su labor didáctica por toda de la isla. Ha compartido conocimientos con multitud de centros educativos de la isla, asociaciones de mayores y el centro de día.
 
Unas bases fuertes y emocionales que asientan a un profesional que se adentra en la vida política de la isla de Valverde.
Pregunta. A muchos herreños les ha sorprendido que, Rubén Armiche entre en política de la mano del Partido Popular. ¿Qué les puede decir?

Respuesta. Yo, ante todo, soy un ciudadano consciente de las necesidades de mi tierra.
Cuando me propusieron ser el número dos al Cabildo, sentí una enorme responsabilidad seguida de un entusiasmo arrollador. Todo aquel que me conoce y ha trabajado conmigo conoce mi paciencia, constancia, diálogo y como me crezco ante las dificultades y difíciles. Cualidades necesarias para afrontar este reto político.
Me niego a ver como mi isla queda sumida en la pasividad institucional de los últimos años.

P. Usted es el segundo candidato para el Cabildo, ¿qué nos puede decir del cabeza de lista Santiago González.

R. Para ser un buen dirigente, hay algunas cualidades que no pueden faltar: unos principios morales bien cimentados con la experiencia de los años, capacidad de escuchar y comunicar de forma clara y contundente en base a una experiencia vital y también profesional, por último, capacidad de trabajo en equipo y diálogo.

Santiago González, aprueba con creces todos estos requisitos. Muchos años trabajando para los diferentes organismos como profesional avalan su buen hacer.

Es el mejor compañero de viaje político que se podría tener. Santiago González será, sin lugar a dudas, un buen presidente de el Cabildo.

P. ¿Cuál sería el primer objetivo que desarrollaría en el Cabildo?

R. Devolverles la ilusión a los parados y aquellos que tienen un empleo. Para solucionar algo, hay que tener conciencia del problema, El Hierro se ha convertido en un poster turístico en una pared llena de desperfectos y grietas sin tapar. Nos gusta vender la imagen de una isla idílica al turista. A nuestra gente se le ha robado el futuro con el desempleo y se les enseña que la única salida, es irse a otro lugar con mayores posibilidades. Todo ello es fruto de la mala y trasnochada gestión que ha beneficiado a unos pocos frente al resto de la población.
Me niego a que nos resignemos en ver como nuestros estudiantes no vuelvan a nuestra isla. Algo estamos haciendo mal. Hay muchos empleos que cubrir y crear.

P.¿Qué impresiones tiene de esta campaña?

R.En general la gente ha tomado la determinación, de, que votar está por encima de todo. Hacer que la democracia vuelva a engrasarse, siempre es positivo. la verdadera democracia es respetar las diferentes ideologías y en la política de calle parece que se ha perdido.

Durante muchos años estar afiliado a un partido en El Hierro era pelearte con un vecino o familiar, eso debe erradicarse de una vez por todas.

Hablar sin miedo es un derecho. No podemos permitir que la política convierta, el trabajo en un grillete para nuestras libertades.

P. ¿Cuáles son las claves para un cambio en la isla?

R. Actuar desde la humildad institucional. Valorar los aciertos y corregir los errores que se han cometido. Para mí la palabra que debemos quitar es la resignación. Cuantas veces oímos esto en la calle: “… Esta isla es muy pequeña, aquí no hay de nada”, “Para tan poca población, ¿qué es lo que quieren? “, “Es una isla carísima”,” Aquí solo se quedan los que no valen” etc.

Esto lo hemos asumido de una forma enfermiza. El Hierro siempre fue considerada trabajadora y emprendedora. Una isla singular y diferente, que sin duda, puede vivir de ello. El progreso turístico no debe darnos miedo. Hay mecanismos institucionales suficientes, que garantizen el cuidado nuestro territorio.

Progreso sí, pero marcando nosotros el ritmo y las limitaciones.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

                                                                                        Publicidad    

PUBLICIDAD

 

@hierrobimbache